México, en estado de guerra

Comparte esta noticia:
  • 18
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    18
    Shares

Por lo menos como escalofriantes pueden calificarse las cifras oficiales de asesinatos perpetrados durante los últimos cuatro años en el país. La magnitud de la situación es tan grave que hay regiones donde el fenómeno ha crecido más de 3000% en un periodo corto, y a escala nacional la tasa de impunidad de homicidios dolosos alcanza alrededor de 70%, de acuerdo con las cifras más conservadoras. Niños, adultos, ancianos y mujeres caen por igual en medio de éste que es, sin exageraciones, un auténtico estado de guerra.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- De 2014 a la fecha, el municipio de Los Cabos, Baja California Sur, perdió su tranquila rutina y cayó en una imparable espiral de violencia. Ese año se abrieron 14 averiguaciones previas por homicidio doloso; para noviembre de 2017 ya eran 286. Es decir, los asesinatos crecieron en 2000%.

El puerto turístico se convirtió en el séptimo municipio más peligroso del país, por encima de Ecatepec, Estado de México, y Chilpancingo, Guerrero. Hoy, su nivel de violencia es equiparable al de una zona de guerra, pues registra 93 asesinatos por cada 100 mil habitantes, apenas inferior al de Acapulco.

De acuerdo con las autoridades estatales, la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán Loera a Estados Unidos desató la violencia entre organizaciones afiliadas a los cárteles de Sinaloa y de Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Baja California Sur, una entidad donde el número de asesinatos se multiplicó por ocho a partir de 2014.

De acuerdo con la organización Impunidad Cero, en 2014 más del 70% de esos ilícitos quedaron impunes.

La estrategia de combate al narcotráfico lanzada por Felipe Calderón al inicio de su gestión en Los Pinos –y seguida casi a la letra por Enrique Peña Nieto– cobró su mayor cuota en la historia reciente del país en 2017: hasta el pasado 30 de noviembre se reportaron 26 mil 573 homicidios dolosos, 80 por día en promedio.

El escenario de violencia se repite en otros 14 municipios, donde el terror se exacerbó en los últimos cuatro años. Según los datos más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el más afectado es Acayucan, Veracruz, donde los homicidios crecieron en 3100%.

En algunas zonas del país la violencia es más aguda, pues son 16 los municipios donde las tasas de homicidios son equiparables a las de zonas de guerra: en ellos más de uno de cada mil habitantes fue asesinado en 2017, de acuerdo con las estadísticas del SESNSP.

Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2148, ya en circulación

 

MATHIEU TOURLIERE