MUEREN DOS AL CHOCAR EN MOTOCICLETA

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se desplazaban a exceso de velocidad por el Libramiento Naciones Unidas y en estado de ebriedad; se parten la cabeza en el concreto

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- Un taquero y un agente de Fuerza Tamaulipas, perdieron la vida al salir disparados de una motocicleta en la que viajaban a exceso de velocidad y en aparente estado de ebriedad.

El lamentable accidente ocurrió ayer a las 02:50 horas en el libramiento Naciones Unidas a la altura del fraccionamiento Rincón Del Valle.

Dos ambulancias de la Cruz Roja se trasladaron al sitio para brindar los auxilios pero cuando arribaron y revisaron determinaron que no había nada que hacer pues ninguno tenía signos de vida.

Uno de los ahora occisos fue identificado como José Alonso De la Rosa Cruz, de 32 años, dueño de un puesto de tacos que hay en la entrada de la colonia Estrella.

El policía fue identificado como Ernesto De la Rosa Mendoza, de 30 años. Ernesto no pudo salvar su vida, pese a que traía puesto al casco de protección pero según

los oficiales de vialidad, la velocidad fue el factor para que prácticamente el casco se convirtiera en mil pedazos.

A 100 metros de los cuerpos quedó una motocicleta Yamaha, la cual era manejada por José Alonso.

Trascendió que el comerciante, su familiar y varios empleados se encontraban conviviendo en el negocio de tacos y además en su motocicleta los paseaba; sin embargo, lo hacía a exceso de velocidad.

Ya en la tercera vuelta y en la que se había subido Ernesto, al circular de sur a norte el comerciante perdió el control de la moto, por lo que se fueron a su extrema izquierda, pegando con el cordón y salieron disparados.

José Alonso estrelló su cabeza contra un registro de COMAPA, mientras que Ernesto contra el cordón de la banqueta que va en medio del camellón.

Tránsito Local, después de acudir, decidió cerrar el tramo de circulación donde pasó el percance en espera de que oficiales de la UGI acudieran y tomaran
conocimiento. Después de realizar las diligencias respectivas, ordenaron que los cuerpos pasaran al SEMEFO para la necropsia de ley.

ALFREDO PEÑA