SOBREVIVEN FAMILIAS CON EMPEÑOS

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

EL MANTE, Tamaulipas.- La crisis que enfrentan muchos hogares ha obligado a los mantenses a recurrir al empeño de artículos como una alternativa para solucionar sus deudas; los meses de octubre y noviembre reflejan un aumento significativo en el número de prestamos y se espera que durante el mes de diciembre, con la entrega de aguinaldos, muchas de las prendas que fueron depositadas como garantía puedan ser reclamadas.

En dialogo sostenido con los responsables de casas de empeño en la localidad, se dijo que año con año, al igual que en el mes de agosto, en octubre y noviembre se observó un repunte en el número de prestamos liberados, al identificar que la falta de dinero se ha agudizado en muchos de los hogares, los administradores de los establecimientos explicaron que la cercanía con el mes de diciembre tal vez fue una de las determinantes para que los clientes de acercaran y solicitaran el respaldo.

“Por experiencia de años anteriores, hemos identificado que la gente se siente mucho más segura cuando tiene la seguridad económica de recibir su aguinaldo, siendo tal vez una de las causas por las que recurren al préstamo con la certeza de poderla liquidar con parte de su aguinaldo”.

Dijo el entrevistado que la economía de El Mante atraviesa por un mal momento pues aunque tradicionalmente acuden clientes, se han incorporado un gran número de nuestros pignorantes que buscan el respaldo económico que les otorgan las distintas casas y así poder salir adelante con sus compromisos económicos. Destacó que los artículos que regularmente se depositan en empeño son joyería, linea blanca como refrigeradores, estufas, electrónica, pantallas de todos los tamaños, celulares de todas las gamas, laptops, tabletas y un gran número de herramienta de trabajo para distintos oficios, hasta
carritos de hot dogs y triciclos.

El entrevistado consideró que se espera que el movimiento continúe en las próximas semanas, pues así como hay quienes reclaman sus artículos, muchos otros no cuentan con el recurso económico para salir adelante de sus compromisos de las fiestas navideñas y es en este momento cuando deciden acudir a solicitar un préstamo.

“Aquí tienen la oportunidad de apartar algún artículo, dependiendo del monto de la prenda es el tiempo que se les da para poder liquidarlo; sabemos que no hay dinero, la gente no viene a comprar, sus prioridades son otras, pienso que para diciembre será posible aumentar las ventas”, dijo el entrevistado.

CORAL HERRERA LARA