Necaxa juega con fuego tras su gris comienzo en el Apertura 2016

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Necaxa juega con fuego tras su gris comienzo en el Apertura 2016

Julio Saucedo

El Necaxa juega con fuego, corre mucho riesgo. Luego de tres jornadas disputadas en su regreso a la Primera División sólo suma 2 puntos, cero goles anotados y uno en contra. Es peor marca que la que tuvo en el inicio del Apertura 2010 cuando descendió en un año.

En el torneo Bicentenario 2010 los hidrocálidos consiguieron el ascenso en un año al ganar los dos semestres y no tuvieron la necesidad de jugar la final por el ascenso. Su regreso a primera fue meteórico y apostó a darle continuidad al plantel en el máximo circuito, sin embargo el gusto les duro poco, pues en un año volvieron a la liga de Ascenso.

Habían tenido un inicio prometedor, con cuatro puntos de nueve, pero en los goles sufrieron, pues sólo sumaron dos goles a favor y recibieron tres. Y aún así no les alcanzó.

Ahora, en su nuevo ascenso el equipo ha tenido un peor arranque, no han anotado y sólo tiene dos puntos de nueve. Además el equipo tuvo más modificaciones a las que se le dieron en aquel 2010. Para adaptar a todos van a necesitar tiempo. Las luces de alerta se empiezan a ascender.

Como en 2011, que descendieron en año, hubo casos similares como el de la Universidad de Guadalajara que regresó a la liga de plata en dos torneos en el 2015 y tras sus primeros tres partidos no sumó un punto; después en el 2016 pasó lo mismo con Dorados que descendió en un año y ellos en su arranque tuvieron dos puntos de nueve.

El panorama no es alentador para los rayos, porque los equipos más recientes que lograron seguir más de un año tuvieron un extraordinario arranque como el León en 2012, que empezó con 6 puntos de nueve y Veracruz con 7 de nueve.

La única excepción a todo este pasado, y que le puede dar una luz a los hidrocálidos, es el caso de los Xoloitzcuintles de Tijuana, que en el 2011 no sumaron ningún punto de sus primeros nueve disputados, pero se levantaron y hasta la fecha se mantienen en Primera División.

Necaxa necesita apretar el acelerador para que su historia no se repita.